Hace 10 años cuando te ibas de vacaciones pensabas en alquilar una habitación de hotel, un camping o un apartahotel. Hoy, muchos de nosotros hemos pasado una noche en una casa de Airbnb, incluso conocemos a alguien que alquila su propio piso en la plataforma. Hace 10 años la simple idea de ir a casa de un extraño en un país extranjero era algo impensable, incluso era visto como peligroso, pero en 2016 Airbnb, para millones de personas, es la forma más práctica de viajar. Lo mismo ha sucedido con Über o Bla Bla Car.

Hoy tu consumidor vive en Beta, lo que significa que entiende que el mundo está en constante evolución y que si algo le funciona va a incorporarlo en su rutina, sin tener miedo a dejar de hacer “lo de siempre”.  La primera tendencia del NOWtrends 2016, parte de esta premisa: como las compañías empiezan a abrazar la cultura de negocios propia de una start-up, flexible y adaptada a la demanda real. Uberonomics explora las marcas que están empezando a prestar más atención en lo que sucede fuera de sus dominios, y como comienzan a adaptar sus decisiones en función de su target y el entorno cambiante en el que vivimos. 

Algunas empresas entienden que es imposible controlar todos sus públicos y agentes externos, por eso también evoluciona su definición de Brand advocates. Ya no se trata de instigar a que sus clientes hablen bien de tu marca dando pequeños premios a cambio. Un modelo cortoplacista y hermético. Existen compañías que generan herramientas para que sus consumidores participen e interactúen de forma real, de este modo es cuando realmente se genera un vínculo marca-consumidor fuerte y duradero. Como es el caso de la plataforma BBC Taster, en la que la audiencia se convierte en la coproductora de contenidos de la televisión pública inglesa. Los usuarios pueden ver propuestas de contenidos, valorarlos y ofrecer sugerencias para que el producto final sea algo que realmente interese a la audiencia.

Por otro lado, la consolidación de la economía colaborativa también ha demostrado a la gente que la vida puede entenderse como un servicio de 24h. De hecho, Havas Prosumers Report que indica que más de la mitad jóvenes de entre 16 a 34 años prefieren compartir sus bienes a poseerlos. Eso marcó un cambio de paradigma para el diseño de muchos negocios. Simplemente con saber que hoy en día ya puedes alquilar hasta tu propia lavadora con Lavanda, volar desde un jet privado con Victor, moverte por la ciudad con un chofer privado gracias a Cabify o convertirte en un mensajero con Carry, demuestran que este tipo de innovaciones han cambiado el rumbo de muchos sectores, donde todo está bajo demanda y hay que pagar por tener acceso.

El futuro pasa no solo por reaccionar a los nuevos hábitos de tu target, pasa por asimiliar que tu target se relaciona de forma orgánica con las marcas, sin roles predefinidos y expectativas estáticas. Hoy la gente en su día a día no divide las empresas entre start-ups, PYMES o grandes multinacionales. ¿Por qué deberías hacerlo al plantear tu estrategia de marca y negocio?