Utilidad versus Ruido.

Utilidad NOW dommoX2.png

El valor que convierte a las ideas, en grandes ideas. 

¿Te imaginas un mundo donde las marcas sean tan relevantes para la gente que no se imaginen el día a día sin ellas? ¿Te lo imaginas?

Seguro que a cualquiera de nosotros le gustaría un mundo así, pero eso pasa por un concepto: el de utilidad. Nos hemos ido a la RAE para fijarnos en su acepción; que trae o produce provecho, comodidad, fruto o interés. Interesante, ¿verdad? Una marca que produce provecho, comodidad, fruto o interés, no es una marca cualquiera. Es una marca cercana, que me ayuda, que me entretiene, que llega dónde no puedo llegar solo… Una gran propuesta de marca, sin duda.

En NOW creemos que las marcas que son útiles, son las que no desaparecen de la mente (ni del Smartphone, ni de la lista de la compra, ni de la wishlist de Amazon…) Son las que satisfacen necesidades, huecos emocionales, o funcionales… son las verdaderas Smart Brands.

Y hay muchas formas de hacer que una marca sea útil para las personas y un mercado o categoría determinada. Diseño de producto, innovación de servicios, RSC, y por supuesto, comunicación. Campañas, conceptos y posicionamientos basados en la utilidad. En comunicación, hay muchos ángulos desde dónde se puede “atacar” la utilidad:

Utilidad funcional. Piensa en las apps que tienes en tu Smartphone… ¿Cuántas de ellas son de marcas? Siempre que preguntamos esta pregunta, la gente responde la misma respuesta: la de ZARA, la de IBERIA, Nike PLUS, y un par más. ¿Que tienen en común todas? Son apps útiles, que hacen cosas útiles en el día a día, cosas que nadie hace. No queremos ser viscerales pero, ¿de verdad vale la pena que inviertas en hacer aplicaciones de campañas, que las usan 4 personas durante una semana, y la mitad de ellas, son estudiantes con blogs sobre publicidad y marketing? Es sólo un ejemplo, pero hoy el valor de la utilidad funcional en una marca es de vital importancia. La gente está lo suficientemente ocupada cómo para dedicarle tiempo a un puzzle de tu logo o un código BIDI que dice lo mismo que pone en la etiqueta.

Utilidad como entretenimiento. Hoy algo que entretiene y conecta emocionalmente es útil. Si tienes que invertir en 20 segundos de TV, se útil entreteniendo; o si tienes que hacer un advergaming, se útil entreteniendo. Hoy la gente necesita entretenerse para salir de la rutina, escaparse de la crisis o descubrir nuevos mundos. Entretenimiento en forma de contenidos, y contenidos en forma de utilidad.

Utilidad social. La gente quiere ayudar y ser útil para una sociedad, una comunidad o incluso un barrio. Pero muchas veces, no puede, no tiene el tiempo o los suficientes recursos. Algo que las marcas, si tienen. Pensar en una marca que se preocupa por la sociedad y la gente que la rodea, es pensar en una marca útil. Pongamos algunos ejemplos; pensar en una marca que hace los repartos en bici para no contaminar, es pensar en una marca útil. O una marca de agua embotellada que, por cada litro de agua que vende, invierte en un pozo en países subdesarrollados, o una marca que ha dejado de usar plásticos en sus envases y ahora los fabrica con cartón reciclado… Marcas útiles, importantes para la sociedad y, sobre todo, para la gente que las consume y las compra, ya que se sienten parte de esa utilidad social.

Basta de hacer ruido por el simple ruido. Basta de hacer que la gente hable de una marca, sin construir valores y posicionamiento. Hagamos, contemos e inspiremos cosas útiles para conseguir notoriedad de líder. 

Thinked by Jesus Melero.