NO-SEGMENTS

¿Quién es el nuevo estándar? Las segmentaciones del marketing tradicional como lo conocíamos hasta ahora está cambiando y eso es la nueva normalidad.
La gente es cada vez más complicada. Ya no hay líneas definidas en un entorno que es tan cambiante y las marcas tienen que conseguir ser lo más perspicaces que puedan para encontrar su público objetivo.

Nos movemos en un mundo de extremos en el que una misma persona cambia de marcas, de perspectiva y de uso y approach a la tecnología, de la noche a la mañana. Un mundo de extremos en el que existen fenómenos globales que en apenas unos días son tendencia en casi todo el globo (Gangnam Style), y movimientos muy locales, donde la gente quiere expresar su individualidad o, como mucho, su sentimiento de pertenencia a una comunidad. Así, valoran las marcas que le dan este tipo de servicios y experiencias (McDonalds y su McIbérica, con ingredientes locales).

Un mundo en el que una misma persona puede comprar un libro a través de Amazon en apenas un par de clicks y que el libro venga de la otra punta del planeta, pero también puede aprovechar el fin de semana para disfrutar descubriendo libros usados en una tienda de segunda mano.

Hablamos de nuevos estándares, de cómo valoramos y decidimos pagar por un producto u otro. La estrategia del “freemium”, nacida a partir de las primeras plataformas digitales, está cambiando la forma en la que la gente decide invertir.